Sistemas de gestión empresarial como herramienta contra el acoso escolar

El acoso escolar o bullying es uno de los problemas más complejos y destructivos que están afectando a los niños y niñas en edad escolar. La sociedad está empezando a tomar conciencia del problema por lo que es necesario realizar esfuerzos, por todas las partes implicadas, para combatirlo y erradicarlo de nuestro sistema educativo.

Existen decretos de convivencia y guías de intervención publicadas por las distintas administraciones, tanto españolas como europeas, pero estas no han tenido el efecto deseado por su dificultad de implementación. La solución al problema pasa por crear una cultura frente al acoso que, no solo incluya un protocolo de intervención ante casos de acoso, sino que cree las bases para establecer relaciones entre iguales como eje de la convivencia.

 

Las empresas de todo el mundo confían, desde hace años, en los sistemas de gestión para asegurar el cumplimiento de los requisitos tanto legales como del cliente. Las empresas saben que el éxito de estos sistemas de gestión no está en la obtención de un certificado, sino en el cambio de cultura que se produce en la organización, para que todos sus miembros estén orientados en la consecución de los objetivos. Todas estas normas cuentan con una serie de elementos comunes que pueden ser perfectamente aplicables a la gestión de un riesgo como es el acoso escolar.

 

La Comunidad de Madrid ha elaborado una guía de actuación contra el acoso en los centros educativos, que es de obligado cumplimiento en colegios públicos y concertados. Esta guía basa las actuaciones en 3 pilares que son prevención del acoso escolar, detección del acoso escolar y situaciones de riesgo y el protocolo de intervención.

Cuando analizamos la guía nos surgen dudas sobre su correcta implementación:

PREVENCIÓN DEL ACOSO ESCOLAR

¿Se realizan las acciones formativas / informativas a todos los empleados del centro? ¿Se forma a las nuevas incorporaciones / personal de sustitución previamente al ejercicio de sus funciones en el centro? ¿Conocen todas las partes interesadas lo que es el acoso? ¿Se han comunicado a las partes interesadas los comportamientos esperados y las acciones asociadas al plan anti acoso? ¿Están informados los alumnos y sus familias de las medidas organizativas propuestas por el centro para combatir el acoso? ¿Estas medidas son proporcionales al riesgo del centro?……..

DETECCIÓN DE ACOSO ESCOLAR Y SITUACIONES DE RIESGO

¿Se han abierto vías de comunicación confidenciales para reportar el problema al centro? ¿Tienen los empleados del centro y las familias de los alumnos las herramientas necesarias para detectar las posibles situaciones de acoso?……

PROTOCOLO DE INTERVENCIÓN

¿Tiene la dirección del centro todas las herramientas necesarias para tomar una decisión acertada sobre si ha existido acoso escolar en un caso dado?  ¿Conoce el centro los recursos necesarios para remediar la situación existente?……

 

Por nuestra experiencia como padres, y por las experiencias transmitidas por distintas asociaciones anti-acoso de la Comunidad de Madrid, la respuesta es negativa en muchos casos (por no decir en la mayoría).

 

Vamos a analizar como las normas ISO encuadran todos los elementos incluidos en la guía de la Comunidad de Madrid, y otros elementos necesarios para la implementación efectiva de un sistema robusto de gestión anti-acoso en las instituciones educativas españolas.

Estos elementos son 7:

  • CONTEXTO DE LA ORGANIZACIÓN

Permite conocer el centro y su contexto, conociendo las expectativas de las partes interesadas y entablar una relación directa con ellas.

  • LIDERAZGO

Asegura que la dirección del centro se compromete a resolver el problema y asigna responsabilidades y autoridad. Concepto código de conducta.

  • PLANIFICACIÓN

Permite establecer unos objetivos alcanzables y planificar las acciones necesarias para lograrlo.

  • APOYO

Asegura la toma de conciencia de todos los implicados además de la competencia de cada uno para abordar el problema del acoso. Abre vías de comunicación y deja registro documentado de las acciones.

  • OPERACIONES

Permite el desarrollo de las acciones planificadas y el control de su efectividad mediante los indicadores adecuados.

  • EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO

Mediante la utilización de herramientas como la auditoría y la revisión del sistema por la dirección conoceremos la efectividad de nuestro sistema anti acoso.

  • MEJORA

Asegura que se ponen los medios para que el sistema sea algo vivo que se adapte a la realidad del centro en cada momento.

 

Vamos a analizar más detalladamente cada elemento y sus requisitos:

Contexto de la organización

Cada centro tiene unas características internas y externas específicas que pueden afectar a la capacidad del centro para evitar el acoso escolar en sus instalaciones.

Hay que tener en cuenta factores culturales, sociales y económicos en los que se encuadra el centro educativo, así como los factores propios del personal y valores de la institución para poder evaluar correctamente el riesgo de acoso en el centro.

Es fundamental identificar a las partes interesadas para poder abrir vías de comunicación que nos permitan tener en cuenta sus expectativas respecto al problema del acoso escolar. Las partes interesadas no se limitan a alumnos, padres, consejería, ministerio, sino que debe analizarse el contexto de la organización para tener en cuenta colectivos vulnerables, asociaciones vecinales, etc.

También es importante que los centros conozcan los requisitos legales de aplicación y que justifican la prevención del acoso escolar.

El análisis inicial de la situación, además de ofrecernos una información muy valiosa para el análisis del riesgo de acoso, permitirá el seguimiento del impacto de las acciones sobre la situación del centro.

 

Liderazgo

Una vez realizado el análisis del contexto y de los riesgos del centro educativo, la dirección del centro tomara el liderazgo del proyecto y concretara su compromiso con la prevención del acoso estableciendo una política, unos objetivos y un código de conducta específicos (plan de convivencia), que servirán de marco para la prevención del riesgo de acoso y para la relación con las partes interesadas.

La dirección del centro, como líder en el proceso del cambio, dispone de herramientas para definir que conductas son las deseables y para establecer un sistema sancionador en caso de incumplimiento. También se deben establecer los distintos roles, responsabilidades y autoridades para asegurar que se promueve el enfoque preventivo del acoso en todo el centro escolar.

 

Planificación

El centro debe gestionar el riesgo de acoso que puede afectar al proceso educativo.

Para gestionar el riesgo de acoso debemos identificar los sucesos potenciales, sus causas y sus consecuencias potenciales.

Trabajando sobre las causas del riesgo de acoso podremos planificar las acciones necesarias para reducir la probabilidad de que el riesgo de acoso se materialice. Siempre teniendo en mente el riesgo residual que es imposible de eliminar.

Una vez caracterizado el riesgo del centro se podrá priorizar en las acciones a implementar para eliminar las causas potenciales del acoso.

Se deben planificar las actividades para alcanzar los objetivos definidos por la dirección del centro, teniendo en cuenta los recursos necesarios, las responsabilidades para la ejecución del objetivo y su seguimiento.

Es importante conocer el catálogo de soluciones que ofrecen las administraciones y las distintas asociaciones que trabajan en la lucha frente al acoso escolar.

 

Apoyo

El centro determina y proporciona los recursos necesarios para establecer el sistema anti-acoso, teniendo en cuenta sus capacidades y limitaciones.

Se debe asegurar que todo el personal ha sido capacitado para la prevención, identificación e intervención del acoso en el centro.

Se debe asegurar que todo el personal ha sido concienciado sobre el problema que supone el acoso escolar.

El centro debe determinar y proporcionar los equipos y tecnologías necesarias para asegurar que las actividades planificadas se puedan llevar a cabo.

El centro debe abrir las vías de comunicación necesarias y adecuadas para una comunicación ágil en caso de que se materialice el riesgo de acoso. Estas vías de comunicación deben garantizar el anonimato en todo momento. También se deben mantener abiertas las vías de comunicación con las partes interesadas.

El sistema exige que quede documentada toda la información y acciones necesarias para garantizar la eficacia del sistema anti-acoso. Debe quedar registro de todas las actividades relacionadas con el sistema.

 

Operaciones

El centro pone en marcha las acciones planificadas para alcanzar los objetivos establecidos por su dirección.

Se deben tratar todas las comunicaciones recibidas referentes al acoso según el procedimiento que determine el centro (o la consejería de educación de su comunidad).

Se debe establecer un plan de intervención en caso de que se materialice el riesgo de acoso.

 

Evaluación del desempeño

El centro debe establecer indicadores para medir la eficacia de las medidas implementadas.

El centro debe llevar a cabo auditorías internas para proporcionar información sobre el sistema que deben ser comunicadas a la dirección.

La dirección debe revisar el sistema periódicamente para asegurar que el sistema funciona correctamente.

 

Mejora

El centro debe establecer las medidas de mejora necesarias para aumentar la eficacia del sistema y para eliminar las no conformidades que hayan podido surgir en el sistema.

 

En la actualidad no existe ninguna norma específica para tratar el riesgo de acoso en los centros escolares, pero creemos que, en un futuro próximo, la sociedad demandará una norma certificable para la gestión del acoso escolar.

Desde Gestión Transversal, como expertos en sistemas de gestión empresarial, conocemos las ventajas de implementar un sistema basado en normas internacionales y estamos trabajando con asociaciones anti-acoso y asociaciones de padres para aprovechar los conocimientos adquiridos en otros ámbitos de la empresa.

 

Si está interesado en recibir más información no dude en contactar con nosotros.

 

Agustín García Fontán

Consultor / Auditor sistemas gestión empresarial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *